jueves, 30 de septiembre de 2010

FUNDAMENTOS FILOSOFICOS, ANTROPOLOGICOS DEL CURRICULO DE FORMACIÓN DOCENTE.

Mg. Manuel Lezama L.
1. MARCO CURRICULAR.
1.1. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos del Concepto de Currículo.

Los expertos del Ministerio de Educación conciben al currículo como “un subsistema educativo complejo ,global, dinámico y orgánico, diversificable y flexible, en el que se articulan componentes, interactúan personas y grupos sociales y se suceden procesos estrechamente vinculados entre sí , con el objeto de diseñar, producir y evaluar aprendizajes buscando una educación integral de óptima calidad ”. (Ministerio de Educación: 1999).
Esta concepción enmarca al currículo como un subsistema del sistema educativo, el cual tendrá como objeto el de diseñar, producir y evaluar los aprendizajes del estudiante de educación primaria. Esta concepción de currículo se sustenta en la filosofía del positivismo lógico, cuando afirma que “las investigaciones son para conocer el contenido dado directamente o empíricamente comprobado de los conceptos y observaciones científicas”. (Baltodano, Victor. 1999).
Al proponer que el objetivo de diseñar, producir y evaluar los aprendizajes, su comprobación de estas acciones es realizada directamente por los docentes. Esta propuesta de currículo no tiene como objetivo que los docentes y estudiantes puedan conjuntamente lograr la transformación práctica de su institución educativa.
También señala que estos aprendizajes serán fruto de un diseño, su producción y consecuente evaluación, pues estos nuevos conocimientos deben ofrecer una utilidad práctica, es decir, “la determinación del significado de la verdad por la utilidad práctica”. (Baltodano ,Victor. 1999).
Con respecto a la enmarcación del currículo como un subsistema del sistema educativo, ella tiene su sustento epistemológico bajo el enfoque metodológico estructuralista, cuando afirma “la estructura es un conjunto de elementos interrelacionados y que cada una de las partes manifieste propiedades que resulten de su pertenencia a la totalidad o a la estructura”. (Aco, Raúl.1980).
1.2. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos de los Componentes del Currículo.
Según Walter Peñaloza, las grandes partes que conforman un currículum son: “…las áreas de experiencias cognoscitivas (conocimientos), de actividades, de prácticas profesionales y de consejería”. (citado por Aurelio Crisólogo.2003).
Por su parte el Ministerio de Educación (1999), propone los siguientes componentes: Las competencias, los contenidos, la metodología, la organización del tiempo y del espacio y la regulación de la infraestructura, instalaciones, equipos y materiales. Por razones de espacio, nosotros centraremos nuestra atención en el aspecto metodológico.
En su aspecto metodológico señala que recoge de las corrientes constructivistas lo siguiente: “…énfasis en el aprender más que en el enseñar, construcción del propio aprendizaje al relacionar lo nuevo con lo que ya se posee…” (Ministerio de Educación 1999).
El sustento de las propuestas constructivistas al señalar la acción de aprender y la construcción del propio aprendizaje se encuentran en la filosofía positivista; esta sostiene que son “las ciencias concretas empíricas las únicas de valor y niegan el valor cognoscitivo a las indagaciones filosóficas”. (Baltodano, Víctor. 1999).
En este sentido, el acto de construir es una acción empírica. El estudiante va a construir su propio aprendizaje, el cual es utilitario y producto de una relación empírica, y a ese nivel de construcción, no le es posible desarrollarlo a un nivel superior que sería el filosófico, el cual no lograría alcanzar, puesto que no estaría en la capacidad de reflexionar sobre la trascendencia de la construcción de ese aprendizaje.
A nivel epistemológico se encuentra el enfoque funcionalista en la medida que la construcción de estos nuevos conocimientos van a jugar una nueva función en la estructura cognoscitiva en los estudiantes cuando este enfoque propone: “Toda actividad está encaminada hacia la consecución de un fin; entre el fin y la actividad debe existir una relación constante; esta es la función”. (Aco , Raúl.1980).
Lo que interesa a esta propuesta pedagógica constructivista es que el estudiante aprenda el funcionamiento de construir nuevos conocimientos sólo hasta ese logro; no le interesa que ese estudiante reflexione y sea un crítico del contexto socio-histórico donde se desarrolla este nuevo conocimiento que él viene construyendo.
1.3. Fundamentos Filosóficos, epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos de las Personas que intervienen en el Currículo.

Tenemos a los estudiantes, los formadores y la comunidad: “familiar, escolar y nacional, en cuyo seno se realiza el aprendizaje; la comunidad mundial influye de diversos modos, pero esencialmente a través de los medios de comunicación social y de los informáticos”. (Ministerio de Educación 1999).
En esta cita nos encontramos con el principio del “orden es progreso” en su visión lineal evolutiva de la humanidad, la cual es una meta de la racionalidad positiva de la “sociología positivista”. (Campomantes, Jefeno 1996).
La ligazón mecánica de la familia con la escuela local y nacional perteneciente a la comunidad mundial, la cual a través del proceso de homogenización que realizan los medios de comunicación y la tecnología de la información debe ser asumida por todos los pueblos, sin importarles su realidad social, cultural e histórica que le dan una identidad cultural particular a las naciones.
1.4. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos de los Procesos del Trabajo Curricular.
Antes de pasar a analizar los fundamentos de los procesos del trabajo curricular, creemos pertinente hacer mención, cuáles son éstos, teniendo en cuenta que metodológicamente, para la canalización de las acciones prácticas de construcción del currículo, poseen significación y valor.
Al respecto, Mavilo Calero propone que para la construcción del currículo se tiene que tener en cuenta 6 etapas: 1). La investigación curricular; 2). La integración, 3). La programación curricular; 4). La implementación curricular, 5). La ejecución curricular; 6). La evaluación curricular. (CALERO, Mavilo.1997)
Por su parte, Walter Peñaloza, propone que quienes van a construir un currículo tienen que tener como punto de partida: La comprensión plena de la concepción de la educación; la estructura del currículo integral; los factores determinantes del currículo, que deben haber sido previamente detectados, analizados y registrados; Los componentes del currículo que han sido aceptados como partes del currículo que se va a construir. A partir de allí, el paso siguiente, según esta propuesta, será precisar con mayor detenimiento las competencias requeridas según el nivel de preparación profesional que se va brindar. (Citado por CRISÓLOGO, Aurelio.2003).
Ahora bien, si pasamos a analizar el currículo de Educación Primaria, propuesto por el Ministerio de Educación (1999), encontramos que este trabajo se inicia con la investigación curricular: “la cual identifica las características de personas y componentes, descubre las relaciones exitosas y problemáticas”. En esta cita podemos encontrar el principio filosófico del positivismo lógico por el cual, “las investigaciones deben de reorganizar el saber científico”. (Baltodano, Victor. 1999).
Este tipo de investigación curricular solamente propone la realización de un diagnóstico estático de las personas que intervienen , no tiene como propósito la transformación de la realidad educativa, y busca detectar la utilidad expresada en las relaciones exitosas y problemáticas ; principio filosófico del pragmatismo. “La verdad del pensamiento no es la función de reflejar correctamente la realidad, sino es el medio para la obtención de algo que pueda ser beneficioso, materiales o espirituales. (Baltodano, Víctor. 1999).
Cuando las investigaciones tienen como propósito el reflejar una determinada realidad del trabajo curricular, para diseñar los posibles problemas del diseño, este tipo de trabajo no refleja que el currículo es el espejo de la sociedad donde le ha tocado ser implementado.
1.5. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos de los Niveles de Concreción del diseño Curricular.
Antes de pasar a revisar los fundamentos, creemos pertinente precisar que los niveles en que se concreta el diseño curricular son: Primer Nivel. Diseño Curricular Nacional, el mismo que constituye un documento normativo y de orientación válido para todo el país, que sistematiza las intenciones educativas y resume los aprendizajes previos. Da unidad y atiende al mismo tiempo a la diversidad de los alumnos. (Conde Trebejo, Juan. 2006:12).
El diseño curricular nacional llamado también Estructura Curricular Básica, “Es un documento curricular normativo que plantea los lineamientos genéricos que señalan las metas o los objetivos que deseamos logren los estudiantes a nivel nacional…tiene carácter flexible porque permite hacer los reajustes y adecuaciones de acuerdo a las características de los educandos”. (Tincopa C. Lila. Citado por Aurelio Crisólogo.2003). Segundo Nivel. Proyecto Curricular del Centro Educativo, éste resulta ser la propuesta pedagógica del proyecto de desarrollo institucional, el cual es elaborado por los docentes de cada nivel y/o especialidad de la institución educativa. Concreta las intenciones institucionales y da coherencia a la gestión pedagógica o práctica docente, puesto que para su elaboración los maestros adaptan la estructura curricular básica y/o diseño curricular nacional según sea el caso, a los contextos, expectativas e intereses de los alumnos, facilitando de esta manera la tarea de planificación y programación educativa; la construcción del proyecto curricular del centro educativo, permite la organización de las estrategias metodológicas, las competencias, los contenidos de aprendizaje y los criterios de evaluación para cada uno de los niveles, ciclos y grados; todo esto en función a tres aspectos o características; de la institución educativa, de los alumnos y del entorno. El tercer Nivel está referido a la Programación Curricular de Aula, la que se entiende como un proceso que permite al profesor prevenir, planificar y organizar el trabajo con sus alumnos para un período de tiempo determinado. En tal sentido, la programación curricular viene a constituir una hipótesis de trabajo; es decir una suposición científica acerca de una estructura de elementos, sus vínculos, nexos y del mecanismo de su funcionamiento y desarrollo; el cual se diseña en torno a la generación de capacidades y competencias, con la participación activa de los propios alumnos y de los padres de familia, existiendo dos clases de programación; la anual, la cual se elabora a partir del proyecto de desarrollo institucional, del proyecto curricular del centro y del contexto de los alumnos, y la programación de corto plazo, la cual involucra la previsión y organización detallada de las tareas pedagógicas que desarrollan los alumnos con los profesores en determinado período de tiempo.(Tanca, Freddy. 2001: 9-10).
Ahora bien, si analizamos el Diseño Curricular Nacional, encontramos que éste: “Contiene los elementos básicos, comunes a todas las instituciones de formación docente no universitaria, el nivel institucional resulta de diversificar el currículo nacional, el del aula, resulta de adecuar el currículo institucional a las necesidades de los estudiantes”. (Ministerio de Educación 1999).
Acá nuevamente nos encontramos con la Ley del Progreso Orgánico o ley de todo progreso, por la cual los agregados superiores, la sociedad como un organismo , se divide en agregados sociales inferiores , la cual ha generado su estructura social y su función social de dependencia mutua. (Formulada por Herbert Spencer, fundador de la sociología positivista, en Bohannan, Paúl. 1992).
Los trabajos realizados por los antropólogos han demostrado que no existen patrones universales que hayan servido de fuentes para las realidades culturales propias de cada región cultural. A nivel institucional las instituciones representan a un determinado segmento de la población pero no a su totalidad, y dentro de ese particular segmento existen diferencias de características particulares a cada sujeto y su familia. Una institución nacional no puede tener los elementos básicos comunes a todos los demás, que englobe a todos los peruanos, pues somos un país pluricultural, sin identidad nacional.
1.6. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Antropológicos de la organización del Currículo de Formación Docente.

La carrera se ha estructurado en tres etapas:” La primera dura cuatro semestres, busca la teorización temprana de la realidad y no compleja de la práctica; la segunda, comprende del quinto al octavo ciclo, ella prioriza el análisis y sistematización que recoge la experiencia y teorización tempranas vividas en la primera etapa; la tercera, corresponde al noveno y décimo ciclo, prioriza la relación de la práctica y la investigación”. (Ministerio de Educación 1999).
A nivel epistemológico, ésta es una propuesta estructural funcionalista de la organización, solamente el proceso puede ser evaluado al inicio, al intermedio y al final, bajo la visión sincrónica estática de la formación profesional. “La práctica de interpretar los datos de los sistemas concretos deben referir o encajar a un determinado funcionamiento regular de dichos sistemas”. (Aco, Raúl. 1980:68).
La visión dialéctica permite tener una visión diacrónica de todo el proceso de formación del estudiante y poder constatarla en cualquier momento sin interrumpir su normal funcionamiento de la realidad social.
2. PERFIL DEL EGRESADO
El perfil académico profesional, según Víctor Guedez (1980), puede entenderse como el “conjunto de orientaciones, disposiciones, conocimientos, habilidades y destrezas que se consideran deseables y factibles para obtener un grado académico determinado y para ejercer las labores ocupacionales coincidentes con el área de dicho título”. Acá podemos observar la significación destinada a marcar los contenidos históricos, sociales, culturales y políticos del perfil académico profesional. De alguna manera se expresa una ruptura respecto a cualquier visión cientificista-tecnocrática.
Por razones de espacio, y en razón de que la construcción del perfil de los docentes del nivel primario de los institutos superiores pedagógicos se realizó sobre la base de dos ejes: saberes fundamentales y funciones básicas de la carrera docente, nosotros centraremos nuestro análisis como es obvio, sobre estos ejes.
2.1. Fundamentos Filosóficos, epistemológicos, Sociológicos y Psicológicos de los Saberes.
Los saberes apuntan a una formación integral y ellos son: “Saber ser, el desarrollo de la propia persona; saber convivir, relacionarse con los demás; saber pensar, desarrollar el pensamiento lógico formal, y, saber hacer, operar creativamente sobre la realidad natural y social”. (Ministerio de Educación 1999).
Estos cuatro saberes no son los únicos y se ha olvidado que es necesario desarrollar el saber que da origen a todos los demás saberes. “El conocimiento del conocimiento debe aparecer como una necesidad primera que servirá de preparación para afrontar riesgos permanentes de error y de ilusión que no cesan de paralizar la mente humana”. (Morín, Edgar: 1).
El problema del descubrimiento del conocimiento no le interesa a la filosofía pragmática, ellos solamente utilizan los conocimientos pero no reflexionan sobre su origen y su verdad, están incapacitados para dicha labor, “su raíz positiva niega el valor cognoscitivo a las indagaciones filosóficas”. (M. Rosental. 1980:479).
Dentro del campo de la epistemología, el saber pensar deja traslucir su propuesta neo positivista, al querer desarrollar en el estudiante el pensamiento lógico formal. Los filósofos neo positivistas han propuesto: “una aproximación de la lógica de la ciencia a la matemática y los problemas gnoseológicos”. (M. Rosental.1980:480).
Bajo este enfoque, las ciencias sociales y dentro de ellas la pedagogía, quedarían fuera del nivel epistemológico.
2.2. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Psicológicos de las Funciones Básicas de la Carrera Docente.
La carrera docente apunta a cambios radicales que el mundo actual exige. Para ello el Ministerio de Educación (1999), ha considerado lo siguiente: “Como facilitador del aprendizaje… no más decirle al niño o joven lo que tiene que saber sino instrumentarlo para que aprenda solo y en grupo de pares y acompañarlo mientras ello se hace posible”.
El estudiante tiene que saber distinguir si los conocimientos que él está asimilando son verdaderos o falsos, es decir, tendrá que formarse una construcción de sus opiniones y de discernimiento y eso no se logra solamente instrumentalizándolo para que aprenda a un nivel mecánico; a nivel filosófico aparece el pragmatismo y su criterio rentista de la verdad. “La verdad del pensamiento no es la función de reflejar correctamente la realidad, sino es el medio para la obtención de algo que pueda ser beneficioso, material o espiritual”. (BALTODANO, Víctor. 1999:35).
Solamente instrumentalizando al estudiante para que aprenda, no se logra una formación integral que privilegie el desarrollo de su capacidad crítica. En el campo epistemológico, estamos enmarcados en el enfoque neo-empirista. “Presupone que los objetos, hechos o sistemas concretos, actúan sobre el aparto perceptivo del investigador, el cual prácticamente es en este caso es un agente pasivo o mero receptor”. (ACO, Raúl. 1980:67).
En la medida que solamente se busque instrumentalizar al estudiante para que él desarrolle su capacidad cognoscitiva, se le determinará a ser un mero receptor de la realidad objetiva y no, de ser un transformador de su comunidad educativa.
El egresado tendrá que cumplir la función de investigador de tal manera que tendrá que mantenerse al día en un mundo que cambia constantemente, así mismo el maestro deberá despertar la curiosidad de los educandos por todo lo que sucede a su alrededor para que a partir de allí pueda ir en búsqueda de explicaciones y búsqueda de soluciones a los problemas.
Finalmente el maestro deberá convertirse en promotor de su comunidad, lo que significa que tendrá que ser ejemplo de respeto, será coherente con los valores humanizantes que propone a los demás, deberá ser un firme defensor de la equidad y de la paz , deberá propiciar que los educandos mantengan una comunicación estrecha con su gente y con su medio.
Como observamos, el dibujo del perfil académico profesional del maestro se configura sobre la base de tres aspectos fundamentales: facilitador, investigador y promotor; los cuales sirven como puntos de estabilización de la formación académica y de la capacitación profesional de los egresados, lo que no significa necesariamente que en la práctica se configure tal como está diseñado, pues si esto fuera así, es posible que ya se hubiera iniciado la gran transformación que nuestra sociedad exige.
Nosotros pensamos que el planteamiento que hace el Ministerio de Educación es interesante, pero que lamentablemente ha fracasado, entre otras cosas porque se carece de recursos humanos preparados lo suficientemente para llevar a cabo con éxito la propuesta. Por nuestra parte y siguiendo a Víctor Guedez, (1980), pensamos que el perfil del egresado deberá configurarse sobre la base de cuatro núcleos fundamentales; a saber: a) un hombre eficiente; b) un hombre racional; c) un hombre crítico y d) un hombre ético. Entendemos que la capacidad eficiente, la capacidad racional, la capacidad crítica y la capacidad ética permitirán configurar un verdadero equilibrio formativo del egresado de la educación superior pedagógica. Para ello se hace necesario la formación científica básica, la formación general de autodesarrollo y la formación cívica y social.
3. FORMACIÓN DOCENTE: NIVEL PRIMARIA.
3.1. Fundamentos Filosóficos, epistemológicos, Sociológicos y Psicológicos de la Transversalidad de la Educación Primaria.

La transversalidad constituye una orientación global coherente que debe penetrar en toda la vida escolar dentro de los contenidos transversales. “Educación en población, pluriculturalidad peruana, derechos humanos, seguridad ciudadana, defensa nacional, trabajo y producción”. (Ministerio de educación 1999).
En primer lugar afirmamos que la transversalidad es una dimensión holística y no una simple orientación global a nivel metodológica; ella accede a un nivel de propuesta del conocimiento.
Para la sociología positivista la transversalidad solamente constituye una orientación globalizadota, la cual sería el reflejo de la evolución lineal de la sociedad como un organismo que ha generado un crecimiento social, la cual ha generado su estructura social y sus funciones sociales”. (BOHANNAN, Paúl.1999:25).
En segundo lugar, el gran tema de estudio es la dependencia de nuestro país y su inserción al proceso de globalización, el cual va ha generar una mayor dependencia económico social y este tema no es tocado como un tema transversal.
3.2. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Psicológicos de las Áreas de Educación Primaria.

Las áreas son conjuntos de saberes extraídos del acervo cultural nacional y universal, ellos son: “Ecosistema, sociedad, educación religiosa, comunicación integral, matemáticas, trabajo y producción, educación”. (Ministerio de Educación.1999).
La educación superior está sujeta a la libertad de ideologías, religiones, principios y creencias. ¿Por qué deben llevar los cursos de educación religiosa? Pensamos que ello responde en el plano sociológico a la sociología positiva. Augusto Comté ha afirmado: “El estado teleológico en el cual la mente busca las causas y principios de las cosas lo más profundo, lejano e inasequible cuya respuesta se encuentra en la existencia de seres sobrenaturales y fuerzas impersonales, dioses múltiples o finalmente un solo dios, el monoteísmo”. (CAMPOMANTES, Tejedo.1996:331). La concepción religiosa es parte de la identidad nacional en nuestro país.
3.3. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y Psicológicos de las Macro Competencias.

La formulación de las macro competencias aparecen como aspiraciones estrictamente instrumentalizadas, ejemplo: “Áreas de ecosistema, sociedad: conoce y utiliza instrumentos teóricos y técnicos. Para las áreas de matemáticas: maneja las herramientas e instrumentos”. (Ministerio de Educación .1999).
A nivel epistemológico esta metodología responde a la visión funcionalista “toda la actividad está encaminada hacia la consecución de un fin, entre el fin y la actividad debe existir una relación constante o regular de dependencia y variación recíproca, esta es una función”. (ACO, Cataldo. 1980:68).
El objetivo es formar futuros docentes que accedan a realizar un conocimiento a nivel instrumentalista, mecanicista y no socio crítico.
Mención aparte es el área de sociedad, donde se encuentran ubicados los temas de antropología:”El conjunto de conocimientos convenientes, organizados horizontalmente, se ubican los grandes períodos históricos que configura una historia global y una visión antropológica básica”. (Ministerio de Educación. 1999).
La influencia de la filosofía positivista evolucionista es claro, bajo el influjo del principio del progreso lineal acerca del progreso de evolución de la humanidad, en los antropólogos Lewis Morgan, Edgard Tylor y James Frazer. Para ellos el hombre evolucionó en forma horizontal bajo un solo esquema, por el cual pasaron todos los pueblos; estados de salvajismo, barbarie y civilización.
Morgan escribió, “el primer orden es el cronológico, el segundo se funda sobre el territorio y la propiedad. Su tesis de la degradación del género humano para explicar la existencia de salvajes y bárbaros, ya no es sostenible, ella como teoría es insuficiente y carece de base en los hechos de la experiencia humana”. (MARZAL, Manuel. 1997:158).
La crítica que realizan los antropólogos multilineales, entre ellos Frans Boas, sostenía lo que hoy es una verdad demostrada, para el proceso evolutivo multilineal que han seguido los pueblos. Para él, la historia del hombre era como un árbol de la cultura, compuesto por ramas de naturaleza muy complejas, unidas e injertadas unas con otras y produciendo nuevos brotes, donde en cada rama se representa un complejo cultural absolutamente específico. Esta visión de la historia global horizontal, ya ha sido superada por los trabajos etnográficos que los seguidores de Boas han realizado a la actualidad.
4. METODOLOGÍA.
4.1. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos, Sociológicos y del Trabajo de Campo.
Aurelio Crisólogo, afirma: el trabajo de campo es la parte de un estudio o investigación que se realiza en contacto directo con la comunidad, grupo o personas que son motivo de estudio”. (1999:463).
Para Alfredo Tecla, la técnica del trabajo de campo se divide en dos tipos: a) la observación y la exploración del terreno, que consiste en el contacto directo con el objeto de estudio. b) La encuesta, que consiste en el acopio de testimonios orales y escritos de personas vivas. (1974:42).
Dentro del trabajo de campo, se señala: “Busca generar una relación cognitiva y ética entre el alumno y la realidad natural o social, incentivando el interés por ella, el descubrimiento de problemas, la búsqueda de soluciones, el compromiso con su mejoramiento, busca fundamentalmente el desarrollo de actitudes positivas, de valores, del juicio moral, del pensamiento lógico formal y de la creatividad”. (MINISTERIO DE EDUCACIÓN. 1999:24).
A nivel filosófico, nos encontramos frente a la propuesta del neo positivismo, donde los descubrimientos que realiza el investigador cuantitativo se encuentran ubicados en su mente y de él se expresa el juicio de la razón, cuyo sostén es el pensamiento lógico formal.
“La lógica simbólica, es utilizada como una aproximación de la ciencia a la matemática y los problemas gnoseológicos”. (M. ROSENTAL. 1980:480).
A nivel epistemológico, aparece la propuesta del neopositivismo lógico, cuando se afirma que se busca el desarrollo del pensamiento lógico formal. “Los problemas de la investigación epistemológica, están centradas en la lógica simbólica, la estructuración de la investigación científica, cuya propuesta es una aproximación de la lógica de la ciencia a la matemática y los problemas gnoseológicos”. (M. ROSENTAL.1980:480).
No basta que los estudiantes establezcan una relación de conocimiento con la realidad natural o social dentro del trabajo de campo, ello es solamente una primera etapa, lo que se requiere es que los estudiantes se conviertan en la solución de los problemas de su comunidad, ellos deben realizar una investigación acción, conjuntamente con la comunidad
La formación del pensamiento lógico, en los estudiantes también se repite en el procesamiento de la información. ”Es el modelo por excelencia para desarrollar el pensamiento lógico”. (MINISTERIO DE EDUCACIÓN .1999).
La propuesta neo positiva busca generar una sola propuesta válida para generar conocimientos científicos. “Las investigaciones deben de reorganizarse al saber científico, lógico matemático, donde la auténtica filosofía científica solo es posible como análisis lógico de la ciencia”. (M. ROSENTAL. 1980: 480).
A nivel epistemológico pues, se desconoce el paradigma cualitativo, el cual debe tener un campo de acción privilegiado en la pedagogía. Nosotros consideramos que los estudiantes necesitan conocer todos los paradigmas de la investigación científica para que luego ellos, en ejercicio de su libertad opten por el que consideren el más adecuado al ejercicio de sus capacidades.
En lo referente al criterio antropológico, existe el desconocimiento del gran aporte que los antropólogos han realizado, llegando a formular métodos cualitativos de interpretación y comparación etnográfica y etnológica, como son la observación participante y no participante.
“La investigación no participante es aquella en la que el investigador hace uso de la investigación directa sin ocupar un determinado status dentro de la comunidad o grupo que estudia. Un ejemplo de este tipo de observación es el que llevó a cabo Margaret Mead en su investigación con los niños de Samoa… La observación participante es aquella en la que el investigador juega un papel determinado dentro de la comunidad. Otro ejemplo clásico es el que Wenislao Malinowski, con su obra “Los Argonautas del Pacífico Occidental”. Malinowski no pudo penetrar en la cultura de los nativos de las islas Trobiand hasta que se decidió a vivir entre ellos”. (ALFREDO TECLA.1974: 44).
Consideramos también que el pedagogo tiene todas las facilidades para poder realizar estos dos tipos de observación dentro de las aulas o dentro de la comunidad donde realiza su trabajo docente.
A nivel sociológico, podemos detectar la propuesta de la sociología positivista, sustentada en Augusto Comté centrada en la relación cognitiva del sujeto con el objeto. Comté a afirmado:”Las ideas gobiernan el mundo; hay una correlación entre los mental y lo social”. (MARÍAS, Julián. 1974:340).
4.2. Fundamentos Filosóficos, Epistemológicos y Antropológicos del Trabajo en Biblioteca y Archivos.

“La biblioteca es el singular depósito de la cultura, es el receptáculo de la información que necesita el investigador”. (ARMANDO ZUBIZARRETA. 1997: 18).
“La investigación bibliográfica consiste en una búsqueda metódica de conocimientos, en las fuentes escritas: libros, revistas, documentos escritos que se encuentran en las bibliotecas, archivos, con el fin de unificarlos, analizarlos, sistematizarlos, perfeccionarlos”. (AURELIO CRISÓLOGO. 1997: 18).
Respecto a los fundamentos filosóficos encontramos que están enmarcados dentro del positivismo, puesto que el trabajo en biblioteca y archivo así planteado, no llega al descubrimiento de las indagaciones filosóficas, pues el Ministerio de Educación propone que el trabajo en biblioteca y archivos “Relaciona a los estudiantes con los resultados de la investigación ya realizada por especialistas, los ayuda a completar la información obtenida a partir de otros modelos y a ir adquiriendo progresivamente visiones integrales tanto de la realidad como del conocimiento acumulado sobre ella hasta hoy”.(1999: 24).
“El positivismo niega el valor cognoscitivo a las indagaciones filosóficas”. (M. ROSENTAL.1980: 479).
El fundamento epistemológico está centrado en la realización mecánica de los pasos para la búsqueda de las fuentes de información. “Sus pasos fundamentales son: 1. Selección del tema y búsqueda de bibliografía en los archivos; 2. Precisión de las preguntas cuya respuesta se buscará en las fuentes documentales de la biblioteca o archivo…; 3. Estudio de los documentos o capítulos donde se encuentra la información buscada; 4. Fichaje de la información que se desea; 5. Utilización de la información obtenida en la ampliación y profundización de temas.
En cuanto al fundamento antropológico, si revisamos los pasos a seguir según el Ministerio de Educación, se desconoce la técnica de la hermenéutica, la cual proporciona una visión holística de los personajes y el contexto histórico social determinado.
4.3. Fundamentos Filosóficos y Epistemológicos del Trabajo de Laboratorio.
“Son los trabajos realizados por los alumnos en una sala especialmente preparada para que ellos puedan experimentar lo relacionado con las materias que estudian”. (AURELIO CRISÓLOGO. 1999. 463).
El trabajo de laboratorio ha sido entendido desde un punto de vista de las ciencias naturales, desconociendo la importancia del laboratorio de las ciencias sociales, en el cual se desarrolla el trabajo pedagógico.
El criterio filosófico del positivismo lógico señala que la auténtica filosofía científica solo es posible con el análisis lógico de la ciencia, expresando como afirma Emmanuel Kant su juicio de la razón de las ciencias empíricas donde se ubican las ciencias naturales.
Epistemológicamente, desconoce que el gran laboratorio del hombre es la comunidad donde crece y se desarrolla, la cual tendrá que ser investigada bajo un paradigma cualitativo que rescate al hombre y sus obras.
4.4. Fundamentos Filosóficos y Epistemológicos del Procesamiento de la Información.

“Una vez realizada la recolección de la información, es necesario organizar los datos en forma adecuada para su comparación y análisis respectivo. El procesamiento de la información comprende dos actividades: La crítica de la información y la codificación y tabulación. Mediante la crítica la información del cuestionario es revisada y corregida de acuerdo a ciertas reglas fijas, con el fin de eliminar las principales trabas… y la codificación es el proceso de reducción de una serie de respuestas verbales extensas a un conjunto sintético, y la tabulación, el proceso de obtener estimaciones mediante el conteo de l número de casos existentes. Para realizar el procesamiento de la información se utilizan el procesamiento electrónico o la tabulación manual”. (GUILLERMO GIL. 1991: 116-119).
Respecto al fundamento filosófico del proceso de la información planteado por el Ministerio de Educación, quien afirma que “Tiene por objeto ubicar la información recientemente recogida en el conjunto de saberes ya existentes. Es el modelo por excelencia para desarrollar el pensamiento lógico y la creatividad de los estudiantes”. (1999: 25).
Encontramos que el criterio filosófico se encuentra en la filosofía neoempirista, pues ellos consideran que “los datos constituyen el elemento esencial de la actividad científica, toda vez que son anteriores a las ideas. El papel del investigador consiste en registrar y analizar los datos”. (ACO CATALDO, RAÚL: 1980: 67).
A nivel epistemológico, el paradigma es neoempirista, donde los datos deben ser revisados mediante rigurosos procesos de observación, medición y experimentación y ser procesados y analizados mediante operaciones estadísticas e inducciones estrictamente empíricas. (ACO CATALDO, RAÚL. 1980: 67).
4.5. Fundamentos Filosóficos y Epistemológicos del Proyecto.
“En términos generales, la palabra proyecto se utiliza para designar el propósito de hacer algo, en el sentido teórico, se trata de una ordenación de actividad y recursos con el fin de producir algo , ya sean bienes o servicios, capaces de satisfacer necesidades o resolver problemas, utilizando limitados recursos y en un período determinado”.(AURELIO ARCE.1999: 370).
El proyecto de investigación educativa, consiste en el desarrollo de un conjunto ordenado de actividades y la utilización de los recursos con el fin de resolver problemas pedagógicos que se presentan en el proceso de enseñanza-aprendizaje dentro de una institución educativa.
Teniendo en cuenta que el Ministerio de Educación (1999), plantea que los proyectos “tienen por objeto ordenar y buscar máxima eficacia en acciones de mejoramiento de la realidad”, creemos que el criterio filosófico está enmarcado dentro de la filosofía pragmatista que en uno de sus principios señala “…la determinación del significado de la verdad como utilidad práctica (M. ROSENTAL. 1980: 480).
Si seguimos analizando la propuesta del Ministerio de Educación (1999), respecto al proyecto, encontramos que también “Se propone desarrollar en los estudiantes competencias que les permitan actuar en forma creativa para resolver problemas del estudio, de la vida diaria…”, lo cual está en estrecha relación con la filosofía pragmatista por la cual el concepto es la idea como instrumento de acción.



CONCLUSIONES

1. Los servicios educativos en nuestro país están regidos por la ley de la oferta y la demanda del mercado, en el cual la política mercantilista de usufructo del Estado viene posibilitando el crecimiento de las empresas privadas de servicio educativo, en desmedro de la educación pública.
2. La educación en nuestro país es una cuestión de grupos de poder monopólicos nacionales e internacionales y no es una cuestión de políticas de Estado.
3. La ley de Promoción de la Inversión en la Educación, fue promulgada para beneficiar a toda forma jurídica de Asociación o Fundación dedicada a fines educativos, a través de la exoneración del impuesto a la renta, la cual tuvo una vigencia hasta el año 2000, a pesar que las instituciones educativas en ningún caso califican como sujetos inafectos a este impuesto. Ello es una muestra de cómo los grupos de poder utilizan las leyes para su provecho personal.
4. El marco curricular está constituido de una visión empirista, producto del diseñar, producir y evaluar los aprendizajes, los cuales tendrán una utilidad en la transformación práctica la cual señala la presencia del pragmatismo y la propuesta metodológica estructuralista al señalar que el currículo es un subsistema del sistema educativo.
5. Los componentes del currículo tienen como sustento las corrientes constructivistas cuyo enfoque es positivista, y a nivel metodológico es el enfoque funcionalista. La construcción de los nuevos conocimientos va a jugar una nueva función en la estructura mental de los estudiantes.
6. La formación docente de nivel primaria, en su transversalidad constituye una orientación global, como lo propone la sociología positivista, la cual es el reflejo de la propuesta de globalización mundial y no como una propuesta holística y dialéctica.
7. La metodología busca la generación del pensamiento lógico, por el cual son las ideas las que gobiernan el mundo; esta apuesta neopositivista solo busca generar una propuesta, señalando que el análisis lógico de la ciencia es la correcta, desconociendo los demás paradigmas existentes.
8. El currículo de formación docente de nivel primario de los institutos superiores pedagógicos, está sustentado a nivel filosófico en el positivismo lógico, el neopositivismo, el empirismo y el neo empirismo cuya conjunción es el pragmatismo, lo cual constituye una propuesta metodológica estructuralista, funcionalista, desconociendo los aportes de las metodologías cualitativas y socio críticas; enmarcado por las disciplinas científicas cuyos enfoques se encuentran centrados en la sociología positivista, la antropología lineal universalista, la psicología cognitiva y una visión histórica sincrónica, bajo la propuesta de la tendencia pedagógica constructivista. Este currículo busca generar futuros docentes tecnólogos instrumentalistas, sin capacidad de crítica, lo cual les imposibilita realizar una reflexión crítica a un nivel epistemológico de su contexto socio cultural de su institución educativa, en la cual se está formando y donde ejercerá su docencia.

BIBLIOGRAFIA

1. ACO, Raúl : Metodología de la Investigación. Textos Universitarios.
1980 Lima - Perú.

2. ARCE, Aurelio : La Monografía.
1997 ABEDUL. Lima – Perú.

3. ARCE, Aurelio : Diccionario Pedagógico.
1999 ABEDUL. Lima – Perú.

4. ARCE, Aurelio : Tecnología Educativa.
2003 ABEDUL. Lima – Perú.

5. BALTODANO A. Víctor : Lecciones de Filosofía Contemporánea.
1999 U.N.T. Trujillo – Perú.

6. BERRÍO, V. : Ley General de Educación.
2003 Edic. y distribución B. Lima – Perú.

7. BOHANANNAN, Paúl : Antropología. Lecturas.
1999 MC. GRAW – HILL. España.

8. CALERO, Mavilo : Tecnología Educativa.
1997 Ed. San Marcos. Lima – Perú

9. CAMPOMANES, Jefeno : Historia de la Filosofía.
1996 Cesma - España

10. CONDE, T. Juan : Diseño Curricular Nacional de Educación Básica
2006 Regular. Ed. J.C. Lima – Perú.

11. CRISÓLOGO, Aurelio : Tecnología Educativa.
2003 ABEDUL – Lima – Perú

12. EDIGRAFER. : Reglamentos de la Ley de Educación.
2003 Calidad y Ediciones. Lima – Perú.

13. GIL M., Guillermo : Metodología de la Investigación Científica.
1991 INDEP. Trujillo-Perú.

14. MARÍAS, Julián : Historia de la Filosofía.
1999 Revista de Occidente. España.

15. Ministerio de Educación : Currículo de Formación Docente. Nivel de Educación
1999 Primaria. El Peruano. Lima – Perú.

16. MORÍN, Edgar : Siete Saberes Necesarios Para la Educación del
Futuro. UNESCO

17. POÉMAPE, Raúl : Nueva Constitución Política del Perú.
1993 Mundi. Lima – Perú.

18. ROSENTAL, M. : Diccionario Filosófico.
1980 Pueblos Unidos. Lima – Perú.

19. TANCA S. Freddy : Proyecto Curricular del Centro Educativo.
2001 EDIMAG. Lima – Perú.

20. TANCA, S. Freddy : Proyecto: Unidad y Módulos.
2001. EDIMAG. Lima – Perú.

21. TECLA, Alfredo : Teoría, Métodos y Técnicas en la Investigación Social
1974 Cultura Popular. Lima – Perú.

22. ZUBIZARRETA, Armando : La Aventura del Trabajo Intelectual.
2002 Addison Wesley – México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada